11/10/2017
Distribución en Mindanao

Las Filipinas están conformadas por 7107 islas en el océano  Pacífico Sur. Abarcan una superficie de 1850 kilómetros de norte a sur y 1130 kilómetros de oeste a este, con una población aproximada de 103 millones.

Con los millones de filipinos de habla inglesa, el Mensaje se consolidó rápidamente entre las décadas de los sesenta y setenta, cuando llegaron los libros del Mensaje por primera vez. Muchos de los creyentes hablaban otros idiomas y dialectos, lo cual les permitió presentarles al Hermano Branham y su Mensaje impartido a la Novia de Cristo a los que no entendían inglés.

A fin de proseguir con la obra del Padre, el Hermano Jeremiah Villagracia (administrador de la oficina de VGR de Manilla) y el equipo viajaron hace poco a Mindanao, la segunda isla más grande de las Filipinas. Esta isla se divide en seis regiones y cuenta con 20 millones de habitantes, de los cuales el 70 % se identifican como Cristianos y el 20 % como musulmanes.

A continuación leerán su informe:

A lo largo de los años, cientos de miles de libros del Mensaje y materiales han abastecido la oficina de VGR de las Filipinas.

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

Los distribuimos gratis, personalmente a la puerta de todas las iglesias del Mensaje y hogares de ministros. Por consiguiente, la cantidad de iglesias y creyentes del Mensaje sigue en aumento.

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

También, gracias a los esfuerzos devotos y la obra de amor de muchos filipinos ordenados por Dios que en varias partes del mundo comparten la Palabra de nuestra edad, el Mensaje se ha esparcido extensamente.

Cada vez que visitamos iglesias, apreciamos los progresos alentadores; entre estos, lo más destacado últimamente ha sido el efecto significativo que las tarjetas microSD han producido entre los creyentes.

Hemos entregado las tarjetas que contienen el audio de los sermones del Hermano Branham en inglés y traducidos al tagálog y cebuano a cada casa de creyentes y estas les han brindado a las familias acceso libre a la voz del profeta y el privilegio de escucharla a cualquier momento.

Está confirmado que son una gran bendición espiritual para los creyentes y, en una medida que va en aumento, pastores del Mensaje que se dan cuenta de los beneficios inmensos de escuchar la Voz han comenzado a compartir sus púlpitos con el Hermano Branham, incluso durante los servicios de adoración dominicales.

Algunas iglesias colocan las cintas antes de que predique el ministro, mientras que otras le ceden la palabra al Hermano Branham después de la prédica del pastor.

¡Qué grandiosa bendición recibe la gente!

Gracias y que Dios los bendiga,

El Hermano Jeremiah

Compartir

Enviar