La simiente de la serpiente

1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?

10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?

12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.

19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

20 Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.

Génesis 3:1-20

Una de las partes más atacadas del Mensaje del Hermano Branham es, sin duda, la doctrina de la simiente de la serpiente. Tras leer Génesis 3:1-20, estas son algunas preguntas obvias que se podrían formular a los escépticos:

  1. ¿Cómo puede una serpiente hablar?
  2. ¿Por qué Adán y Eva conocieron que estaban desnudos cuando comieron la fruta?
  3. ¿Cómo es posible que por el solo hecho de comer un tipo de fruta nuestra capacidad mental se incremente al grado de comprender que ciertas partes del cuerpo humano se deben cubrir?
  4. ¿En dónde se encuentra hoy esa fruta? ¿Está extinta?

Estas preguntas son algo ridículas, pero asimismo lo es el concepto de la fruta mágica. En la Biblia abundan los tipos y este es uno de los más evidentes. A continuación leerá algunos datos que quizás no conocía sobre Génesis 3 y la simiente de la serpiente.

Versículos de la Biblia que cabe considerar:

  • Génesis 4:3: Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová [refiriéndose a la vida vegetal].
  • Génesis 30:2: Y Jacob se enojó contra Raquel, y dijo: ¿Soy yo acaso Dios, que te impidió el fruto de tu vientre [aludiendo a los hijos]?
  • Deuteronomio 7:13: Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra…
  • Deuteronomio 30:9: Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra
  • Jueces 9:11: Y respondió la higuera: ¿He de dejar mi dulzura y mi buen fruto, para ir a ser grande sobre los árboles [no se trata de un árbol que habla, sino de un tipo, así como el árbol del Huerto es un tipo]?

Definiciones de fruto del Diccionario de la Real Academia Española:

  • Producto de las plantas, que, aparte de la utilidad que puede tener, sirve para desarrollar y proteger la semilla.
  • Hijo, con relación a un matrimonio, y, especialmente, con relación a la mujer.
  • Producción del ingenio o del trabajo humano.
  • Producto o resultado obtenido.

Tenga en cuenta que en el español existen dos palabras similares que comparten el significado ‘producto de plantas’: fruto, que además de ese significado puede referirse al producto de una labor y también al hijo de una mujer; y fruta, que generalmente se utiliza para aludir al ‘producto comestible de plantas’ (su único significado). La Reina-Valera, traducción al español de la Biblia, emplea fruto en referencia a Génesis 3.

La simiente de la serpiente es aun más evidente.

  • Está claro que la serpiente NO era un reptil. De hecho, ¿cuál animal de este planeta puede hablar y sostener una conversación racional?
  • ¿Afirma Génesis 3:15 que la serpiente tiene una simiente? ¿Qué es una simiente? Estas son versiones populares de la Biblia que quizás esclarezcan un poco la cuestión:
    • Reina-Valera 1960 (RVR1960): Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya
    • Nueva versión internacional (NVI): Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella
    • Nueva traducción viviente (NTV): Y pondré hostilidad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella.
    • Traducción en lenguaje actual (TLA): Haré que tú y la mujer, sean enemigas; pondré enemistad entre sus descendientes y los tuyos.
  • Ahora que sabemos que la serpiente tuvo descendencia, ¿a dónde fue a parar esa descendencia?
  • ¿Por qué Caín, el primogénito, no figura en el linaje de Adán?
    • Génesis 4 y 5:
      • En el capítulo 4 se enumera la descendencia de Caín. No se menciona que Adán fuera su padre.
    • Crónicas 1:1: Adán, Set, Enós…
    • Lucas 3: …hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios.
  • ¿Quién fue el padre de Caín?
    • 1 Juan 3:12: No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano.
  • ¿Por qué Adán no es el padre de todos los vivientes?
  • Inmediatamente después de incurrir en el pecado original, de comer el fruto, Dios instruyó a la mujer sobre el parto. Luego Adán nombró a su mujer Eva, “por cuanto ella era madre de todos los vivientes”. Esto ocurrió ANTES de que nacieran Caín y Abel. Sabiendo esto, es evidente que Eva ya había concebido antes de tener esta conversación con Dios.
Compartir

Enviar