08/11/2017
Testimonio de alabanza

8 Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;

9 Perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

2 Corintios 4:8 y 9

Este testimonio lo envió un pastor que recibió una petición de oración de emergencia de parte de una hermana de su congregación. Secuestraron a su nieta (quien aún no es creyente) y necesitaban que el Señor Jesús interviniera. El pastor presentó la petición ante el Señor Jesús y les pidió a los demás que oraran también. ¿Qué sucede cuando la Novia ora? Lean el testimonio del hermano:

Gloria a Dios por Su misericordia y gracia. Pastoreo una iglesia pequeña en Brooklyn, Nueva York.

El diablo atacó a la oveja indefensa, una nieta de una hermana que asiste a la iglesia. La secuestraron desconocidos. El agobio y la preocupación fueron intensos durante dos semanas.

Le dijeron a la abuela que llamara a la línea de oración. En la iglesia escuchamos La Señal y clamamos al Señor por la liberación de la joven de quince años.

Dios respondió la oración en esa selva de concreto confundiendo a los secuestradores para que se equivocaran y la policía encontró a la joven con vida. (Están investigando el caso, así que no podemos revelar detalles. Gracias al error que cometieron los secuestradores la policía llegó a su ubicación casi de inmediato). Creemos que Dios concederá su recuperación total.

Gracias, Señor Jesús. De parte de la iglesia de Nueva York, les agradecemos, Hermano Joseph y todos los creyentes.

El Hermano Frank

Nueva York

Compartir

Enviar