07/11/2019
Tiempo a solas en Calabar

Nuestro Señor Jesús continúa derramando Sus bendiciones sobre Su pueblo. Él puede tomar algo tan simple, como una hora dedicada a adorarlo, y usarla para salvar a los perdidos, infundir alientos a los desanimados y hasta derribar los muros del enemigo, que solo separan a los hijos de Dios.

El siguiente es un informe del Tiempo a Solas del Hermano Andrés Alasa, distribuidor de la oficina de VGR en Lagos, Nigeria. Él nos compartió su testimonio de cómo el Señor puede tomar un simple evento de jóvenes y transformarlo en una experiencia que cambia la vida.

Desde que se presentó el programa del Tiempo a Solas para los jóvenes en Nigeria en el 2014, se produjeron demasiadas peticiones por extender esta bendición a los jóvenes de otras partes de Nigeria.

En el 2018, cuando continuamos el programa en nuestra nueva oficina —después de haberlo interrumpido un tiempo mientras la construía la oficina—, el Hermano Joseph muy amablemente nos permitió realizar el evento en otras partes del país. Esta noticia fue recibida con un fuerte aplauso y un profundo agradecimiento.

Llevamos a cabo el primer evento en la ciudad de Benín y después en Abuja. Durante este tiempo, los jóvenes de la parte suroriental de Nigeria, Calabar, no perdieron la fe para que se organizará el evento de Tiempo a Solas en su región. Esto ocurrió el 20 de julio del 2019.

Muy pronto recibieron la noticia de que VGR estaba planeado un evento del Tiempo a Solas en Calabar. Un grupo de jóvenes consagrados ofrecieron pagar el salón. También, una de las iglesias de la ciudad pagó el refrigerio que planeábamos servir en el evento. El pastor me dijo que el pagaría la comida, las bebidas y el agua para el evento. Esto fue muy alentador cuando empezamos el programa.

Asistieron unos 280 jóvenes. Sus expectativas se reflejaban en su rostro. Algunos tuvieron el privilegio de asistir a la reunión en Lagos, pues estaban de vacaciones o estaba de visita en Lagos por otra razón. Todos llegaron muy emocionados y les dimos la bienvenida en el salón de una escuela que alquilamos para el programa.

Empezamos la reunión con una oración y un saludo de bienvenida de parte del Hermano Joseph y Young Foundations. Le pedí a un hermano joven que dirigiera algunos cantos de adoración que había preparado para el evento. En las fotografías se puede ver la emoción mientras adoraban. Después de los cantos de adoración, explique detalladamente qué era el Tiempo a Solas, valiéndome de las palabras del Hermano Joseph y la Cita del Hermano Branham. Luego de la introducción, nos despedimos para comenzar el Tiempo a Solas.

Como se puede ver en las fotografías, este evento fue muy importante para ellos. Les regalamos el sermón Ven, sígueme (63-0601). Algunos decidieron leer el

sermón, mientras que otros leyeron sus Biblias o oraron.

Para todos los grupos fue un tiempo solemne de profundo silencio. La hora pronto terminó y se podía ver que disfrutaron mucho de su tiempo a solas con Dios. Un hermano me dijo que esta era la primera vez en su vida que pasaba un tiempo así con el Señor y fue asombroso lo que causó en su vida. Muchos otros también tenían grandes testimonios.

Cantamos algunas canciones y realizamos una sesión de preguntas de los cuestionarios pasados de Young Foundations. Fue muy emocionante y divertido y también lo gozamos mucho. Todos querían continuar con el evento, pero les dije que tocaba terminar.

Les hablé sobre el sitio web de Young Foundations y los animé para que se inscribieran y aprovecharan al máximo las oportunidades y las bendiciones que les ofrecía el sitio web, incluida la música Cristiana.

Nos despedimos con una oración y salimos por la comida y las bebidas que proveyeron para el evento. Aprovecharon este gran momento de unión para confraternizar con los demás.

Salieron del salón y partieron a casa. Algunos provenían del estado de Cross River, el estado de Akwa Ibom y demás. Enseguida me dijeron: "Hermano Andrew, ¿cuándo será el próximo Tiempo a Solas aquí?".

 La directora de la escuela quedó muy impresionada con la apariencia de los jóvenes y mencionó que le encantó el evento y que nos volvería a recibir con gusto.

Queremos agradecer al Hermano Joseph por haberles brindado esta oportunidad. Un hermano joven me dijo que un programa como este es muy necesario para que los jóvenes del Mensaje derrumben los muros doctrinales construidos por las iglesias, pues esto les ha impedido reunirse y compartir entre ellos.

Están gozoso de contar con la oportunidad de encontrarse con otros jóvenes del Mensaje que quizá nunca habían conocido en la vida. Les brinda la oportunidad de valorar más el Mensaje y los anima a escuchar y leer los sermones del profeta.

Fotografías

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

Compartir

Enviar