28/11/2019
Día de Acción de Gracias del 2019

Mañana es el Día de Acción de Gracias, un día que celebramos como hicieron nuestros antepasados, los peregrinos, para agradecer a Dios por lo que tenemos, lo que Él ha hecho por nosotros, por bendecirlos, darles cosechas y demás. Es un día genuinamente americano. Todos los otros festivos, como el Día de San Patricio y demás, provienen del otro lado del mar. Pero este es un festivo americano: el Día de Acción de Gracias.

Esta noche quiero mencionar que tengo mucho por lo cual estar agradecido. No sé cómo agradecer a Dios por tantas bendiciones. No olviden eso mañana. Si su iglesia tiene un servicio, asistan. Mañana en la noche continuaremos nuestros servicios aquí. Y esperamos que, si pueden, nos acompañen mañana en la noche. No lo olviden. Si no tienen servicio de iglesia, entonces reúnanse en familia en su hogar, siéntense, tomen la Palabra de Dios, léanla. Cuéntenles a sus hijos al respecto. Cuéntenles que esta nación se fundó basada en eso. Nuestros antepasados que lucharon para—para darnos esta libertad y partieron de otros países para que pudiéramos tener libertad de adorar, y libertad de expresarnos, y libertad de prensa, y demás. Aún estamos agradecidos por eso. No sabemos cuánto tiempo permanezca así, pero yo digo esto: “Que nuestra tierra brille por mucho tiempo con la santa luz de la libertad, protégenos con Tu poder, gran Dios, nuestro Rey.”

En el principio no fue así (59-1125)

Saludos en el Nombre de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo:

¡Cuán perfectas fueron estas palabras del profeta con respecto al Día de Acción de Gracias! Es una bendición para mi corazón saber que el Hermano Branham no solo era un mensajero de Dios, sino que también era un patriota que amaba este país y agradecía los sacrificios que hicieron nuestros padres fundadores. Sin esos sacrificios, no tendríamos la libertad de adoración que disfrutamos hoy. El Mensaje del Hermano Branham seguramente no se habría grabado y Grabaciones la Voz de Dios ciertamente no estaría aquí. Sin duda, el Señor tenía un plan a largo plazo cuando esos hombres y mujeres valerosos arriesgaron su vida para cruzar el océano y fundar una nación basada en la libertad.

Hoy en día, a pesar de toda la política y la insensatez que encabeza los titulares, aún tenemos el derecho de reunirnos y adorar sin problemas. ¡Y aún tenemos también el derecho de escuchar esas cintas! Muchos creyentes no pueden gozar de estas bendiciones.

Cuando se reúnan con sus amigos y familiares este Día de Acción de Gracias, no olviden agradecerle a Dios por aquellos que abrieron el camino para que el Mensaje de la hora diera la vuelta al globo y guiara a millones a Cristo. Hay mucho que agradecer.

El Hermano Joseph

Compartir

Enviar