04/01/2019
Cartas de prisioneros

¡A todos nos encanta leerlas! Los siguientes son unos extractos de las últimas cartas que recibimos del Ministerio de la Prisión.

Llegué a Cristo en el 2014 por medio de las enseñanzas de William Branham. Todo lo que sé de Jesucristo, lo aprendí gracias a él. A pesar de todas las preguntas que tengo, mi vida ha cambiado por completo. El amor que siento por el Hermano William Branham nunca lo había experimentado en mi vida, es como un clamor en mi corazón; no lo puedo explicar. Cuando pienso en la situación en que se encuentra el mundo, mi corazón se rompe al imaginar lo que el Hermano Branham sentiría y diría si estuviera con nosotros hoy en día. Tengo 33 años, estoy en prisión desde el 2007 y jamás volveré a salir al mundo. Tendré que vivir para siempre con lo que hice. Diariamente busco perdón: oro por los que he lastimado y le pido al Señor Jesús que me perdone. Por Su gracia.

Texas

Los saludo en el amor que se encuentra en el Espíritu de nuestro Señor Jesucristo. Nuestro grupito de aquí ora por ustedes diariamente. Aunque parece que hay una pared entre nosotros, la forma en que vemos el mundo y vivimos es similar, pues solo hay un Espíritu Santo que vive en nuestro interior y nos guía. Ambos nacemos de Su Sangre por medio de Su Palabra y estamos reunidos bajo las enseñanzas de Su profeta, el Hermano Branham. A diario vemos que sus enseñanzas se cumplen cada vez más; ¡es glorioso para nosotros! Todo lo que vemos o escuchamos nos recuerda un reloj gigante que está marcando los segundos hasta que todos estemos abrazándonos y llorando por el milagro que Él ha obrado en nuestra vida. Que mantengamos este fuego ardiendo y nunca lo dejemos apagar. Dios los bendiga a todos.

Missouri

Escuché la Voz por primera vez en 1976 y durante los siguientes tres años, solo quería descansar en esa maravillosa Voz. Recuerdo el día en que estaba discutiendo con otro Cristiano y alguien más se acercó y dijo: “Escuchen esto”. Me acuerdo cómo se silenció todo con la primera palabra, como si el mundo se detuviera. Supe desde ese momento que no había nada igual. Luego de los tres años maravillosos, reconozco que me detuve por un momento. Desde entonces he estado aquí. En el transcurso de los años, he encontrado unos libros y perdido otros, pero nunca he estado sin uno. En un momento me quedé solo con uno y no podía conseguir más; así que escribí al Almacén del Alimento y no me han desamparado. Pronto saldré. La vida no ha sido amable conmigo. Mido 1,8 metros de estatura, pero peso 60 kilos; estoy luchando contra el cáncer. Por favor, recuérdenme. Yo sé en Quién he creído y planeo verlos a todos allá.

Maine

Nuestra pequeña iglesia de la prisión acaba de terminar un estudio revelador sobre la creación de Adán y Eva. Sin duda, no se trató de una manzana, y si nos habían enseñado algo tan errado al respecto, ¿qué del resto? Un hermano se levantó y comentó: “Si al principio estábamos tan lejos, ¿dónde nos encontramos ahora?”. Verdaderamente el Mensaje hizo que algo surgiera aquí, por lo que necesitamos más libros. Dios los bendiga,

Nuevo México

Gracias por los libros, los aprecio demasiado. No tengo una lista, pero me gustaría que me enviaran más. Cualquier libro del Hermano Branham me ayuda tanto a entender que lo que envíen será una bendición para mí.

Texas

La Palabra hablada es el Libro de Dios de Su Palabra para nosotros, las ovejas pérdidas de estos últimos días. Las ovejas oyen muchas voces en este tiempo, pero ellas conocen la Voz de Su Amo y no siguen a nadie más. Les pido humildemente que honren a esta oveja con más de la Palabra Hablada. Qué Dios derrame sus bendiciones sobre este ministerio.

África

Soy un preso de Nueva York. Cuando llegué aquí, encontré una copia en español de las Edades de la Iglesia del Hermano Branham junto con un montón de libros gratuitos. Soy de ascendencia hispana, así que me llevé el libro y lo leí dos veces. Sin duda, este es el libro más inspirado que he leído. La respuesta a cualquier pregunta que uno tenga se encuentra aquí. Mi conocimiento y entendimiento de la Palabra ha aumentado demasiado. Puedo decir que gracias al Hermano Branham logré más intimidad con Él de lo que creí posible. Les ruego, por favor, que me envíen más de esta Santa Palabra en inglés.

Nueva York

Llevo aquí 18 años. Un amigo me ha estado compartiendo los libros del Hermano Branham. En el trascurso de los años, he desgastado muchas Biblias y leído muchos libros bíblicos. Sin embargo, al leer los sermones del Hermano Branham encuentro verdad tras verdad. Nada se compara con sus enseñanzas y nunca tenemos que omitir partes de lo que él dijo para que cuadre con las Escrituras. Hay muchos temas que solo el Hermano Branham puede profundizar, lo cual amplía mi experiencia y entendimiento de la Palabra de Dios. Les agradezco por su esfuerzo al proveernos la Verdad. Pronto regresaré a mi hogar en Colombia y cuando llegue me gustaría ayudar a distribuir la Palabra de Dios entre mi gente. Dios los bendiga.

Georgia

¿Puede haber un argumento en contra de quién es el Hermano Branham? La belleza y excelencia de sus palabras y la forma en que da vida a la Biblia. Cuando uno lee, casi puede ver a Jesucristo parado allí. Amo cada palabra.

California
Compartir

Enviar