11/01/2021
Distribución en Malaui: Parte 1

El siguiente es la primera mitad de un informe misionero del hermano Saidi, gerente de la oficina de VGR de Malaui, sobre un viaje reciente de distribución.

 

Malaui es uno de los países de África del Sur que se ha visto grandemente beneficiado de la obra de VGR. Tanto en inglés como en otros idiomas VGR ha provisto a la nación de Malaui miles de Cintas grabadas y libros del Mensaje impresos.

A lo largo de los años, la oficina de VGR de Malaui también ha organizado obras de alcance misionero con Cintas en todo el país. Ha sido una de las obras misioneras más efectivas en el país de las que se tiene registro. El equipo de VGR ha recorrido sitios remotos y plazas de mercado, tocando la Cinta de la Voz del Séptimo Ángel ante personas en distintas etapas de la vida y, gracias a esos esfuerzos, cientos y cientos de personas han sido bautizadas en agua, después de ser cautivadas por el poder del Mensaje en la cinta.

Por muchos años, existió un vacío; nunca supimos cómo llenarlo.

Después de que centenares de personas se convirtieran gracias a una cinta y se bautizaran en agua en el Nombre del Señor Jesús, nunca volvían a escuchar esa Voz única que los convirtió, habiéndolos remitido a una iglesia cercana del Mensaje en su comunidad. Esto produjo un gran vacío y preguntas sin respuestas.

Hace unos años, desde que se anunció la noticia de las tabletas Agapao, los Creyentes de Malaui tuvieron grandes expectativas y esperaron con ansias recibirlas, permaneciendo atentos de nuestra oficina por el progreso de las tabletas. En 2020, su anhelo se cumplió y llegó un envío con las tabletas Agapao; sus corazones se llenaron de entusiasmo, gozo y alegría. Todos los creyentes se sentían ansiosos de saber cuándo visitaría su iglesia el equipo de VGR, equipado con el preciado cargamento, el cual llevaría la Palabra Revelada de la Hora.

Finalmente, el hermano Joseph aprobó el inicio de la primera distribución de las tabletas Agapao en Malaui.

En seguida nos ocupamos de la logística de distribución y decidimos comenzar con la Región Central de Malaui. Luego escogimos algunas iglesias que se beneficiarían del primer envío. Fue de las decisiones más difíciles, pero se tuvo que tomar. Alquilamos un camión para transportar las 2300 tabletas Agapao la Región Central y una camioneta para apoyar el trabajo de distribución.

Un equipo de cinco miembros llegó a la Región Central y se instaló en una cabaña en Lilongwe, listo para emprender la distribución del Alimento Espiritual en su debido tiempo. Cada integrante del equipo se sentía motivado por desempeñar su función y nos infundió mucha inspiración ver a todos en sus puestos del deber.

La distribución en sí fue diferente a todo lo que experimentamos en los muchos años que hemos distribuido material del Mensaje a los creyentes. Fue una obra sagrada e inspiradora, y en cada iglesia los creyentes se vieron muy emocionados; se podían escuchar sus corazones en asombro preguntándose: "¿En verdad recibiremos hoy las tabletas?".

Publicaremos la segunda parte de este artículo a finales de esta semana.

Fotografías

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

Compartir

Enviar