17/01/2018
Donde estuviere el cuerpo muerto

Y la obra del Señor no se está haciendo, la Palabra de Verdad, porque a la iglesia en sí, se le ha oscurecido la vista. Y hoy necesitamos la Voz de Dios que hable entre nosotros, que nos traiga de regreso.

La Voz de Dios en estos últimos días (63-0120m)

Recibimos el siguiente informe de parte del Hermano Saidi, administrador de la oficina de VGR de Malaui. 

El domingo por la mañana, la Voz de Dios —la Palabra de Verdad— resonó desde las colinas de Kongwe. La naturaleza enmudeció ante el sonido del León. Fue un día que los creyentes de los alrededores de Dowa jamás olvidarán.

Cuando se difundió la noticia de que el equipo de VGR organizaría un servicio dominical de cintas en la cima de las colinas de Kongwe, casi todas las iglesias cercanas esperaron con ansias asistir.

Nuestro equipo llegó el sábado luego de conducir 500 km. De inmediato procedimos con la difusión de las cintas y allí bautizamos a cuatro personas.

La gente llegó en distintos medios de transporte, mientras que otros decidieron ir a pie. Vinieron de lejos y de cerca para acudir a la reunión del Hermano Branham.

Fue un día especial. Era sobrecogedor escuchar las ondas de sonido de la Voz de Dios procedentes de nuestros altavoces JBL. Se sintió real, conmovedor y lleno del Espíritu.

Asistieron siete pastores a la reunión del Hermano Branham y cada uno quería que nuestro equipo visitara y animara individualmente a sus iglesias.

Los pastores de Malaui están agradecidos con el Hermano Joseph y aquellos que posibilitaron los servicios de cintas. Ha ampliado el Mensaje a un nuevo nivel y de formas asombrosas está regresando a la gente a los orígenes del Mensaje y el profeta.

Nuestros servicios de cinta continúan motivando a creyentes de Malaui a escuchar las cintas en sus iglesias; la mayoría no sabía cómo hacerlo.

El Hermano Saidi

Fotografías

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

Compartir

Enviar