13/02/2021
Las águilas reuniéndose

Amadas Águilas congregadas:

Estoy ansioso por unirme a ustedes y escuchar la Voz de Dios hablarnos directamente por medio de Su ángel poderoso, a medida que Él nos abre Su cuarto Sello y nos dice a cada uno de nosotros: “Ustedes han nacido de Mí, por tanto, no pueden pecar. El poder blanqueador de Mi Sangre los representa. Yo destruyo eso y lo envío directamente al que lo pervirtió".

Cuando Satanás Me dice: "¡Ellos son culpables!", Yo le respondo: "No lo son, están todos limpios. Ya ni puedo recordarlo. Están absolutamente libres de pecado. Son Míos. Si le dicen a una montaña: 'muévete', y no dudan en su corazón, sino que creen en lo que he dicho, así SUCEDERÁ y podrán recibir lo que han pedido. Ellos son Mis Aguiluchos redimidos”.

“Esperen Mis pequeños Aguiluchos hasta que los Siete Truenos pronuncien Sus voces ante ustedes. Ustedes pueden tomar la Palabra de Dios y hacerla funcionar allí. Uds. cortarán y partirán. Pueden cerrar los cielos. Pueden cerrar esto o hacer aquello, lo que Uds. quieran. El enemigo será aniquilado por la Palabra que procede de su boca, puesto que es más aguda que una espada de dos filos. Uds. pueden llamar cien mil millones de toneladas de moscas si quieren. Lo que sea que Uds. digan va a suceder, porque es la Palabra de Dios que procede de la boca de Dios y siempre he usado al hombre para poner por obra Mi Palabra”.

Antes de ser una Palabra, es un pensamiento. Y un pensamiento tiene que ser creado. Bien. Así que, los pensamientos de Dios llegaron a ser creación cuando fueron hablados, por medio de una Palabra. Eso es cuando Él se lo presenta a—a Ud. como un pensamiento, el pensamiento de Él, y le es revelado a Ud. Pero, sigue siendo un pensamiento hasta que Ud. lo hable.

¡Hablar de estimulación por Revelación! Nuestros corazones, nuestras mentes, nuestras almas se regocijan y claman: "¡Gloria, aleluya!". Él nos ha presentado Sus Pensamientos. Ahora nos son revelados. Nosotros podemos hablarlo.

No teman, Aguiluchos, Su Palabra mora en nosotros. Satanás no puede hacernos daño, él solo es un fanfarrón, hablen la Palabra. Él nos eligió desde el principio. Él nos envió Su último mensajero águila para revelarse a Sí Mismo y llamar a Su Novia. Nosotros lo hemos reconocido a Él. Hemos reconocido quiénes somos. Persistan, no falta mucho, Él viene por nosotros.

Si desean recibir este estímulo por la Revelación, vengan a escuchar la Voz de Dios hablar el domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville) y escúchenlo revelar Su Cuarto Sello a Su Novia.

El Hermano Joseph Branham

 

Escrituras para leer en preparación para escuchar el sermón El Cuarto Sello (63-0321).

San Mateo 4

San Lucas 24:49

San Juan 6:63

Hechos 2:38

Apocalipsis 2:18-23, 6:7-8, 10:1-7, 12:13, 13:1-14, 16:12-16, 19:15-17

Génesis 1:1

Salmos 16:8-11

II Samuel 6:14

Jeremías 32

Joel 2:28

Amós 3:7

Malaquías 4

 


Sermones traducidos

Francés

Español

Portugués

Italiano

Noruego

Rumano

Ruso

Compartir

Enviar