08/05/2019
¿Cómo empieza su día?

Dicen que los primeros minutos de la mañana determinan el estado de ánimo durante todo el día.

Los “expertos en productividad” de hoy en día enseñan que esos primeros momentos de la mañana son cruciales para tener un día exitoso. En sus palabras: “En los primeros diez minutos también se puede adoptar el estado de ánimo y la actitud que se tendrá durante el día, por lo que es imprescindible que lo empiece correctamente, completamente desde cero”.

Estos primeros minutos definen nuestra actitud durante el día, pues son la primera impresión de lo que nos espera: el trabajo, la escuela, los quehaceres, etc. Por lo que se cumple el viejo dicho: “O Ud. controla su día o su día lo controla”.

Como Cristianos, aquí es dónde primero nos ataca el enemigo. El cansancio, los malos pensamientos y los asuntos de negocio son solo unas de las tácticas que usa el enemigo para desviarnos del camino e intentar que nuestro día comience mal. Pero aprovechar estos primeros minutos no es un concepto nuevo en lo absoluto. De hecho, nuestro Señor sabía que este secreto era cierto mucho antes de que cualquier “experto” lo enseñara. Él lo adoptó en la rutina de Su vida terrenal y sabía que los negocios del Padre debían atenderse al principio de Su día.

35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Marcos 1:35

Jesús sintió la necesidad de estar a solas para hablar con el Padre con el fin de fijar el rumbo de Su día en la dirección correcta. En Su vida cotidiana, Él permanecía ocupado enseñando y obrando milagros, por lo que no podía empezar el día incorrectamente. Ocuparse de los negocios del Padre implicaba estar listo en cualquier momento para entrar en acción. La atmosfera Celestial que lo rodeaba podría atribuirse a muchos factores; pero, sin duda, Su forma de empezar el día era uno de esos factores contribuyentes.

Esperamos que la siguiente recopilación de citas les sea de bendición y que fortalezcan su armadura cuando enfrenten al enemigo. 

Son un recordatorio de lo que ustedes son y, si pueden, escúchenlas durante su rutina matutina, en el camino al trabajo o al comenzar el día como el Señor los dirija. Después de que oren, cuando el enemigo intente mentirles diciéndoles que son insignificantes. Cuando les diga: “No es para ti”. Esperamos que esto les recuerde: SÍ, Ud. es Su hijo y Su amor no fallará.

Al igual que los personajes de la Biblia y nuestro profeta, Dios nos encomienda que hagamos algo por Él a diario. Quizá la forma en que empezamos nuestro día nos ayudará a encaminarnos en los negocios del Padre.


Cuando Uds. nacieron en este mundo, antes de que siquiera el mundo comenzara, Dios los conocía, los colocó posicionalmente. Si eso no es verdad, entonces la Biblia tampoco. Es exactamente así. Dios puso nuestros nombres en el Libro de la Vida del Cordero; no cuando Uds. pasaron al altar, sino antes de la fundación del mundo.

Jehová Jireh (61-0212m)


Porque Ud. es un gene de su padre, y Ud. estaba en su padre, sin embargo, su padre no tenía compañerismo con Ud. porque él…Ud. estaba allí adentro, pero Ud. no lo sabía y él no lo sabía, pero Ud. fue manifestado para que Ud. pudiera…para que él pudiera tener compañerismo con Ud. Y al nacer de nuevo, Ud. es nacido de Vida Eterna.

Eventos modernos son aclarados por profecía (65-1206)


Pero cuando uno ha nacido del Espíritu de Dios, entonces uno tiene una…uno es un hijo de Dios, y uno siempre fue un hijo de Dios, y uno siempre será un hijo de Dios. No hay manera de separarlo, porque es…Uds. tienen Vida Eterna. Y lo Eterno nunca comenzó; ni tampoco terminará alguna vez.

¡Oh, por la gracia de Dios, que El nos diera entendimiento de tan grandes misterios!

El filtro de un hombre que piensa (65-0822E)


Ya es la hora. Ya es el momento. Es la hora aceptada. Este es el año de aceptación del Señor. Ahora es cuando deben ocurrir las sanidades. Ahora es cuando ocurren los milagros. Hoy Cristo Se está revelando a Sí mismo. Lo estamos viviendo; no será en el futuro. El diablo no deja de negarlo; eso es catolicismo. Hoy es el día. Esta es la hora. Este es el tiempo. Este es el lugar, ahora mismo. Este es el día.

Tú conoces todo (52-0716)


La cantidad de fe que Ud. pueda liberar es el Poder que puede tener, porque en Ud. se encuentra el Poder para crear Cielos y tierra. Dios habita en Ud. y Uds. son hijos e hijas de Dios. ¡Amén! Allí lo tienen.

El agua siempre presente de la Roca (61-0723m)


Pero algún día, cuando la Escritura se cumpla, nuestros espíritus serán liberados de Dios, recogerá el alma y el alma al cuerpo. ¡Y el Poder que nos resucitará está dentro de nosotros en este momento! Nos encontramos en lugares Celestiales ahora. Ya estamos en el Poder de la resurrección.

El agua siempre presente de la Roca (61-0723m)


El poder que está en Ud. creará. Ud. podría declarar un mundo a existencia e ir a vivir allí. ¡Aleluya! Allí lo tienen. Ese es el Poder que tiene la iglesia ahora, pero está controlado por una ley. Y esa ley no es “guardar un montón mandamientos”. Es una ley de fe. Jesús dijo: "A los que creen todo les es posible". Y si Ud. puede creerlo, todo lo que Dios permita que su alma crea, es suyo. Todo lugar que pisare la planta de su pie, por fe, Dios se lo da.

El agua siempre presente de la Roca (61-0723m)


Él vio algo en mí. Él vio algo en Ud. Él tenía un propósito al haberlo salvado a Ud., mire hoy la gente que no es salva. Mire los millones que Él pudo haber escogido en lugar de Ud., pero Él lo escogió a Ud. ¡Amén! Nadie puede tomar su lugar. ¡Amén! Ud. está en la economía de Dios. Nadie puede hacerlo. Ése es Su Amor para con Ud.

La Fe Perfecta (63-0825E)


Y si Ud. no puede olvidar a su bebé, sin importar lo que pase, entonces, ¿cuánto menos puede Dios olvidarlo? Él dijo: "Vuestros nombres están esculpidos en las palmas de Mis manos. Una madre puede olvidar a su bebé, pero yo nunca me olvidaré de ti". No importa lo que hayan hecho, cuánto hayan retrocedido, cuán profundo hayan llegado, Dios todavía los ama. Dios los ama. Mantengan ese amor vivo. No dejen que falle.

Amor divino (56-0826)

Compartir

Enviar