12/04/2018
Otro soldado llega a Casa

Venezuela perdió un gran guerrero y hombre de Dios con la partida a Casa de nuestro Hermano Ebrain Tona, distribuidor de VGR de ese país.

En una salida al océano con su familia, el Hermano Ebrain procuró salvar a su hijo, quien se vio atrapado en una corriente de resaca. El Hermano Ebrain logró salvar la vida de su hijo, pero la corriente lo sofocó y no pudo recuperarse.

Era un hombre apacible que amaba al Señor, este Mensaje y a la Novia de Cristo, no solo en su país natal de Venezuela, sino en todo el mundo. Abrigaba un gran deseo y pasión por servir a la gente y asegurarse de que recibieran el Mensaje que nos impartió el profeta de Dios. Para él era motivo de orgullo y honor desempeñarse como distribuidor y formar parte del equipo de VGR.

Venezuela fue el primer país de Latinoamérica que aceptó el Mensaje de Malaquías 4:5. El anhelo de nuestro hermano era brindarles a todos los creyentes la oportunidad de escuchar el Mensaje, ya fuera en la capital de Caracas o entre las tribus indígenas amazónicas en profundo de la selva. Nuestro hermano acudió cuandoquiera y adondequiera lo invitaran para ayudar a los que desearan conocer el Evangelio de Jesucristo y compartir lo que el Señor ha hecho en nuestro día por medio del Mensaje de nuestro profeta.

Desde agosto del 2005, nuestro hermano se mantuvo firme, a veces solo, por el Mensaje de la hora y la obra de VGR. A pesar de que a veces no fuera popular, este Mensaje siempre fue su absoluto.

El Hermano Ebrain cumplió con su servicio al Maestro fielmente hasta el final.

Que Dios lo bendiga, nuestro querido amigo. Lo veremos en el otro Lado.


El siguiente video se grabó hace unos años, cuando el Hermano Ebrain visitó nuestra oficina de Jeffersonville.

Fotografías

Haga clic en las imágenes para verlas en tamaño completo

Compartir

Enviar