10/07/2019
¿Sabían?

El siguiente es el segundo artículo de nuestra serie de los hombres que iniciaron la revolución protestante.

Ulrico Zuinglio (1484-1531)

Militante reformista suizo

Zuinglio era hijo de un agricultor próspero y nació en el distrito de Toggenburgo, ubicado en los Alpes orientales, lo que en la actualidad se conoce como Suiza oriental. Se graduó de la Universidad de Basilea en 1506 y se convirtió en sacerdote en Glaris, Suiza. Zuinglio asumió sus deberes sacerdotales responsablemente; después escribió: "Aunque era joven, los deberes eclesiásticos me infundieron más temor que gozo, pues sabía y sigo convencido de que debo rendir cuentas por la sangre de las ovejas que perezcan como consecuencia de mi negligencia".

El joven sacerdote se enamoró de la Biblia y aprendió griego y hebreo solo, para no depender de la traducción al latín. En lo personal, difería con muchas enseñanzas de la iglesia que no podía corroborar con la Biblia. Como no confiaba en la teología de la iglesia concerniente al celibato para los sacerdotes, contrajo matrimonio secretamente en 1522. Ese mismo año, quebrantó la Cuaresma al comer salchichas ahumadas en público. Afirmó que los niños sin bautizar no estaban perdidos, cuestionó el poder de excomunión de la Iglesia y se opuso a la transubstanciación (el pan como el cuerpo literal de Cristo). En enero de 1523, se dirigió al Concejo de la ciudad de Zúrich e impartió sus ideas ante una audiencia diferente a su congregación local. Desde entonces, su discurso se ha llamado la Primera Disputa. La Segunda Disputa ocurrió el octubre siguiente. Logró éxito con algunas de las reformas que sugirió al quitar de las iglesias imágenes de Jesús, María y los santos, e insistió en que la Biblia tenía preeminencia sobre la Iglesia.

Seis años después de que Lutero clavara sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Alemania, Zuinglio continuó con sus 67 tesis. El documento comenzaba con que “todos los que afirman que el evangelio está equivocado sin la aprobación de la iglesia, erran y calumnian a Dios”. Esto no concordó con la creencia católica que declara que la iglesia tiene más autoridad que la Biblia. Los argumentos de Zuinglio fueron eficaces y la Reforma Protestante continuó fortaleciéndose en el este de Suiza.

En 1529, Zuinglio y Lutero intentaron unir los movimientos reformistas de Suiza y Alemania en una reunión en Marbug, Alemania. Concordaron en casi todo aspecto doctrinal, excepto en la Cena del Señor. Su reunión terminó mal; Lutero dijo que Zuinglio “era del diablo y nada más que una nuez agusanada”.

…pero el partido de Zuinglio persiguió hasta la prisión al piadoso Dr. Hubmeyer, y aunque no lo sometieron a la hoguera, ellos en realidad fueron mayormente los responsables de su muerte con fuego. Y Calvino hizo semejantemente, porque demandó la aprehensión de Servet, quien conocía y enseñaba la singularidad de la Deidad. Entonces el estado juzgó a este hermano, y para consternación de Calvino, Servet fue quemado vivo en la hoguera.

La edad de Sardis, Las Edades de la Iglesia

En el libro de las Edades de la Iglesia, el Hermano Branham menciona que el partido de Zuinglio persiguió a otro reformador llamado Balthasar Hubmaier. En marzo de 1523, Zuinglio se encontró con Hubmaier en Zúrich y más adelante, ese año, participaron en un debate público (en esa época eran comunes los debates públicos para tratar temas doctrinales). En este debate, Hubmaier dijo que el bautismo infantil no podía respaldarse por la Escritura, lo cual Zuinglio ya había mencionado. Después, en diciembre de 1525, Hubmaier estaba huyendo de las autoridades católicas (el ejército austriaco) y buscó refugio en Zúrich, donde vivía Zuinglio. En lugar de protegerlo, Zuinglio hizo que lo arrestaran.

Después se llevó a cabo otro debate enfocado en el bautismo infantil. Hubmaier citó a Zuinglio, quien dijo que los niños no debían bautizarse hasta que pudieran recibir instrucción al respecto. Zuinglio cambió de postura y dijo que lo habían malentendido. El concilio apoyó a Zuinglio y exigieron que Hubmaier se retractara. Al principio lo hizo; pero, a la mañana siguiente, se arrepintió de rendirse ante el concilio y dijo: “Puedo y no me retractaré”. Entonces lo encarcelaron y torturaron para obligarlo a confesar.

Mientras lo torturaban en el potro, se rindió y retractó de nuevo. Entonces le permitieron marcharse de Suiza. Viajó a Moravia, donde se arrepintió de su debilidad ante la tortura y dijo: “Puedo equivocarme; soy un hombre; pero no puedo ser un hereje… Oh, Dios, perdóname por mi debilidad”. Hubmaier continuó predicando y hasta convirtió a muchos de los convertidos de Zuinglio a su creencia “anabaptista” (bautismo después de la confesión). Posteriormente, las autoridades católicas lo encarcelaron, lo llevaron a Viena, lo torturaron en el potro, lo condenaron por herejía y, en marzo de 1528, lo quemaron públicamente en la estaca. Tres días después, ataron una piedra enorme al cuello de su esposa y la ahogaron en el río Danubio.

Zuinglio murió en batalla en 1531, cuando las fuerzas católicas atacaron Zúrich. La ciudad permaneció protestante, bajo el liderazgo del sucesor de Zuinglio, Heinrich Bullinger.

Los siguientes son más datos sobre Ulrico Zuinglio:

  1. En 1519, una peste devastó Zúrich. Murió una de cada cuatro personas. Muchos abandonaron la ciudad, pero Zuinglio se quedó para cumplir sus obligaciones pastorales. Contrajo la enfermedad y estuvo al borde de la muerte.
  2. Aunque era sacerdote, se casó secretamente en 1522. Reveló su matrimonio públicamente en 1524. Al igual que con la decisión de Lutero, el matrimonio de un sacerdote era un desafío directo hacia los mandamientos católicos. También era una oportunidad para que la iglesia acusara a los reformadores de abandonar la fe por incapacidad de acatar el celibato. 
  3. Zuinglio fue un músico dotado: tocaba violín, harpa, flauta, dulcémele y cuerno de caza.
  4. Como estudiante dotado, aprendió latín fácilmente a una edad temprana. Posteriormente, adquirió una copia (no católica) del Nuevo Testamento en latín. Aprendió griego por sí solo y compró una copia de la versión original en griego del Nuevo Testamento. Hasta aprendió hebreo para entender con mayor claridad la versión hebrea del Antiguo Testamento.
  5. En 1523, protestó contra varias enseñanzas católicas en el Concejo de la ciudad de Zúrich, lo que provocó la erradicación de las imágenes de Jesús, María y de los santos de las iglesias.
  6. En 1524, convenció a la ciudad de abolir la misa por enfocarse en la transubstanciación (el pan de la Comunión se convierte en el cuerpo literal de Jesús cuando se consume). La reemplazó con un servicio sencillo que incluía la Cena del Señor.
  7. A Zuinglio no solo lo odiaba la iglesia católica por su naturaleza sincera y militante, sino también reformadores semejantes.

El siguiente artículo de la época de la reforma tratará sobre Juan Calvino, un teólogo francés y uno de los reformadores más influyentes de la historia; sin embargo, el Hermano Branham lo llamó un asesino.

Compartir

Enviar